lunes, 21 de enero de 2013

EN NAVIDAD…..”NATURALMENTE”


Querid@s amig@s;

Ya sabéis los que me conocéis que en todo aquello que se refiere a la Sierra de Andújar soy un auténtico forofo. Que la misma fue pasión antes que trabajo y que fue mi vida mucho antes de que precisamente “me la ganase” gracias a ella. Y aunque suele ocurrir que el trabajo acaba pasando factura y muchas veces en tus ratos de ocio buscas lo contrario a lo que tienes a diario, debo reconocer, no sin satisfacción, que en mi caso cada día disfruto mas con el Parque Natural Sierra de Andújar y con las Sierras limítrofes a él.

Portal de Belén "Ibérico"
Toda mi vida por una u otra razón ha estado vinculada a la Sierra de Andújar: Creencias, Ocio, Trabajo, supongo que ya se ha convertido en una filosofía de vida, en una forma de sentir y disfrutar de mi existencia y de la de aquellos que me rodean.

Es por esto que incluso a la hora de realizar nuevas actividades, nuevas ideas, nuevos retos, es el Parque Natural y no cualquier otra cosa, lo primero que aparece en mi cabeza. Algunas veces me siento como un padre orgulloso que no ha de pensar en su hijo para saber que está ahí, sino que automáticamente todo aquello que requiere una decisión lo hace partiendo de la existencia de su hijo. Así que a muchos de vosotros no os extrañará que cuando surgió la idea de participar en la recientemente acontecida cabalgata de reyes de nuestra ciudad, fuese el Parque Natural y no otro, el tema elegido.


Han hecho falta 275 días para creernos que el proyecto era posible y madurar la idea, 90 días de constante, frenético y en algunos casos tedioso trabajo, casi 40 personas entre participantes y personas que han colaborado de una u otra manera; pero el resultado, sin lugar a dudas ha merecido la pena.




La cabalgata de reyes del pasado año 2.012 fue el pistoletazo de salida. Mientras mi familia y  yo disfrutábamos juntos de esa noche tan mágica, se me pasó por la cabeza que sería muy divertido participar en la cabalgata, pero no de la manera tradicional, es decir, intentando formar parte de lo que ya existía, sino incluyendo algo nuevo, tal vez un pasacalles, tal vez una comparsa y como no, fuese lo que fuese la temática debía ser la Sierra de Andújar.


Acostumbrados como estamos a jornadas de educación ambiental y a disfrutar de las caritas de los niños cuando participan de nuestras actividades, nos pareció que aparte de divertido podría ser tremendamente didáctico e instructivo. Los niños son el futuro de nuestros tesoros entre los que sin duda alguna se encuentra nuestra sierra, ellos tienen la llave, el poder de conservar e incluso mejorar lo que ya tenemos, y que mejor forma de acercarles nuestra fauna, nuestra vegetación…que jugando con ellos y porque no, trayéndoles un trocito de nuestro Parque Natural al mismo centro de Andújar.


Nuestras pretensiones aumentaban por momentos, primero fue un pensamiento aislado, luego fue una nueva idea, más tarde se fue convirtiendo en todo un proyecto y al final se convirtió en una ilusión.


Sin embargo el trabajo, los problemas y la rutina diaria iban dejando el tema aparcado en uno de esos cajones que todos tenemos en nuestra cabeza y donde vamos guardando las ilusiones y los sueños.


Además contábamos con un problema añadido, donde encontrar a gente dispuesta a colaborar, a participar y a hacer suyo un proyecto como aquel, donde encontrar personas tan “locas” por un lado y tan comprometidas por otro.


¿Pero sabéis que?, que esas personas llegaron, y lo hicieron casi por casualidad, entre la rutina diaria. Aparecieron entre las idas y venidas al colegio, entre los ratos de charla esperando a nuestros hijos, entre tarta y tarta de cumpleaños, entre cartones y purpurinas preparando el baile de fin de curso y entre lágrimas y sollozos por despedir a nuestra querida Seño.


Esas personas llegaron y llegaron para quedarse, y lo hicieron con todas las de la ley. Aceptaron nuestra idea, aceptaron nuestro compromiso con la Sierra de Andújar y lo hicieron suyo.


Nosotros forjamos aquella idea pero entre todos la convertimos en una realidad trabajando sin descanso. Cada uno hizo lo que pudo y no importó si uno sabía mas de un tema que de otro, porque lo importante era que todos colaborásemos y todos llegásemos juntos a nuestro fin.


Y el fin llegó, y  con él una de las noches más hermosas que hemos vivido. Cuando el comboy de la cabalgata comenzó a andar, cuando la música comenzó a sonar, cuando ciervos, jabalíes, lobos, linces, águilas, buitres, cigüeñas negras, conejos, ginetas y así hasta 30 especies distintas de animales entre mamíferos, aves e insectos; inundaron la ciudad, fue en ese preciso momento y no otro, cuando supimos que había merecido la pena.




No ha sido tarea fácil, pero lo conseguimos. Llevamos el Parque Natural Sierra de Andújar a niños y no tan niños, acercamos nuestros preciado entorno natural a sus verdaderos “propietarios”, y les dijimos a la gente: “mirad, esto es lo que tenéis, es vuestro, solo debéis cuidarlo y protegerlo y estará ahí para vosotros, siempre, sin pediros nada más a cambio”.


Querid@s amig@s, como veis yo sigo disfrutando de la Sierra de Andújar, con ella y por ella, y os animo a que vosotros también lo hagáis. Igualmente os animo a que lo hagáis en compañía de vuestros hijos ya que el respeto comienza con el conocimiento y como hace mucho tiempo alguien dijo…. “La tierra no es la herencia de nuestros padres, sino el préstamo de nuestros hijos”.

Aquí os muestro algunos de los personajes de nuestra caravana en la cabalgata de reyes. Por motivos de protección a nuestros menores, no hemos querido poner fotos donde aparezcan en primeros planos, aunque os puedo asegurar que fueron los verdaderos reyes de la noche.

Os cuento un secreto, toda la decoración de los vehículos se ha realizado con materiales reciclados; periódicos  cajas de cartón, plásticos, etc. 









 



¡Ah! me olvidaba:
FELIZ AÑO NUEVO!!!!!!










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...