domingo, 14 de noviembre de 2010

El frio llega para quedarse

Una Señal inequívoca de que el frio llega y se va a quedar con nosotros durante un largo periodo, nos la da un pajarito, muy nervioso en su comportamiento y bastante ágil.


Se llama, Lavandera Blanca (Motacilla Alba) o también conocida, como aguzanieves o pajarita de las nieves. Se encuentra casi en todos los hábitats, pero de una manera más importante cerca del hombre, al que anuncia la llegada del tiempo frío.

Con una cola en continuo movimiento, la Lavandera Blanca es un ave pequeña, de unos 16 a 19 cm de longitud, es un ave insectívora, de campo abierto, por lo que es muy común verla entre olivares. Prefiere áreas despejadas para empollar, donde puede ver y seguir a sus presas. Suele anidar en grietas de paredes rocosas y zonas similares.

Su vuelo es ondulado y con frecuencia, emite un agudo grito de vuelo, “tsi-tsi”, que es el mismo que hace cuando está en pleno cortejo nupcial.


Para identificarla, aparte de las fotos que os muestro, deciros que tiene el plumaje gris, blanco y negro, la cola larga, agitándola arriba y abajo. No es raro verla en zonas acuáticas, donde busca insectos de los que alimentarse.











Una especie vegetal que también nos anuncia que está cerca el invierno es el Rusco, Ruscus aculeatus. Se encuentra en zonas umbrías y húmedas.

Es un pequeño arbusto perenne de  entre 25 y 100 cm de color verde oscuro. Se caracteriza por la presencia de ramas transformadas, llamadas filocladios, unas extensiones de los tallos en forma  de hojas oval-lanceoladas acabadas en una pequeña espina que portan las flores y los frutos en la fructificación por lo que parece que estos salen directamente de las hojas. Las hojas son tan pequeñas que pasan inadvertidas. Las flores son verdosas y muy poco vistosas.




Lo más destacado es el fruto, en forma de baya roja de unos 10 mm de diámetro que, cuando se hace grande, lo que vemos es una bolita redonda pegada en mitad de la falsa hoja. Por eso cuando llega la navidad y al encontrar tanto parecido de sus frutos con los del acebo, y en su afán de imitarlo en su decoración, se recoge gran cantidad de esta planta, causando un deterioro considerable de las poblaciones de esta especie tan llamativa y característica de nuestros bosques.

Pero no solo su atractivo es resaltable, tiene propiedades  aperitivas, diuréticas y cosméticas entre otras, pero para eso quizás lo mejor sea dirigirse a una herboristería y adquirirlo.

El Rusco forma parte del clásico jarabe de cinco raíces, que incluye, además, apio, esparraguera, hinojo y perejil, que tenía predicamento como aperitivo (estimulante del apetito en los adultos) y diurético.


Ahondando en su composición, se encuentra un aceite esencial, resina, sales de potasio. Suele ser de gran ayuda en el tratamiento de la piel enrojecida y delicada de las manos.

Su extracto se utiliza en la fabricación de lociones para después del afeitado o para después de haber tomado el sol. Se emplea para trastornos capilares y afecciones venosas como varices y hemorroides.

Incluso en algunos sitios, los brotes jóvenes se consumen de forma similar a los espárragos, y las semillas como sucedáneo del café.

Con estas anotaciones, solo pretendo dar a conocer la magia de la naturaleza, y como de esta manera, nos podemos orientar en temas tan cotidianos como acercarnos a la predicción meteorológica, o saber algo más de lo que aporta la naturaleza a la humanidad

1 comentario:

  1. Un poquito más de información, como buena enamorada me gusta conocer un poquito más de mi amor, la Sierra de Andujar...... Graciasssssssssssssss

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...