domingo, 17 de octubre de 2010

Macrolepiota Procera, un auténtico manjar...

Llevamos hablando un tiempo del final del verano, el inicio del Otoño, y justamente en ese intervalo de tiempo, hace su aparición esta seta. También conocida como Apagador, vive en los bosques claros, bordes de caminos, en lugares de suelos húmedos y a veces, cubierta de hojas secas.

En estas fechas no es difícil encontrarla, en algunos casos, nos sorprende por su tamaño. Empieza desarrollándose con forma de paragua, para más adelante ir abriéndose y hacerse totalmente plano, con un tetón en el centro de color marroncito, y toda ella salpicada de escamas del mismo color. El sombrero suele alcanzar entre 10 y 25 cm, aunque en ocasiones llega hasta los 40 cm.

Buen comestible, de olor afrutado, y sabor semejante a las avellanas, la parte comestible es el sombrero, ya que el tallo es bastante fibroso.

Una vez limpiada con un paño húmedo, y el tallo cortado, le echamos un chorreón de aceite de oliva virgen extra, y la ponemos en la sartén a medio fuego. La parte de abajo se debe poner dorada y cuando empiece a soltar sus propios jugos, esta lista para echarle unos granos de sal, y preparada para comérsela.

Exquisita

Ah! por cierto, si no estás seguro/a de la especie que es, no la cojas y mucho menos, te la comas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...